Amor por contrato

amor_por_contrato_1

En la película la mercadotecnia es más que evidente, porque no sólo se busca vender productos, sino un estilo de vida, quizás es por eso que resulta tan llamativa la idea de ser como esa “familia”. A lo largo del filme notamos que la mercancía no tiene la misma relevancia que las personas que las portan y cómo lo hacen. Lo que le interesa a las personas no es meramente el producto nuevo y costoso, sino estar a la altura de la familia Jones, por eso mismo les es fácil vender mil y un cosas; a diferencia de su vecina que sigue atorada en los métodos convencionales e la mercadotecnia y por lo tanto sus ingresos no son los que ella quisiera.

Aquí el producto estrella no existe, es más bien la persona más popular y que influye más en su ámbito social. Las características del producto pasan a segundo plano, y lo que se debe de desarrollar es la simpatía, carisma y habilidades para impresionar a los demás. Puesto que la táctica de vender no es la tradicional, muchas personas ignoran que se están dejando influenciar, haciendo el trabajo más fácil para los Jones. La compañía que manejaba a cada integrante de la unidad se regocijaba al ver que poco a poco sus porcentajes iban aumentando en los diferentes artículos que una persona de determinada edad usaría, por lo tanto el esquema de una familia es perfecto, hay muchos mercados que abarcar ahí.

amor_por_contrato_2

Imagen tomada de: http://www.aceshowbiz.com/still/00005135/the_joneses03.html

Por otro lado cada vendedor debía de asumir una postura satisfecha con la vida, pues el lujo con el que supuestamente contaban atraía el deseo de muchas personas; de tal manera que, lo que vendían eran deseos, más no necesidades, y cada individuo abarcaba una personalidad diferente para una edad determinada. Es por eso que hay un sinfín de productos que los protagonistas venden, y a causa de su rotundo éxito se les recompensan con más lujos y cosas que sólo el dinero puede comprar. Esto se parece a la era de la venta, en donde el vendedor más hábil era el más exitoso y por lo tanto el mejor pagado, y por supuesto, en equipo/unidad/familia.

La película nos muestra una interesante faceta de la mercadotecnia, pues ¿quién se imaginaría que te están vendiendo un estilo de vida?, y no cualquier estilo, ya que sólo la clase alta o personas ricas pueden permitírselo. Aunque como en todo buen melodrama, al final te das cuenta de que lo material no es lo importante. Y como detalle curioso, no se puede ver el nombre de muchas marcas, pero como mensaje subliminal en la película nos meten a Audi con unos muy bonitos modelos.

amor_por_contrato_3

Tomada del tráiler oficial: https://www.youtube.com/watch?v=aM70zDrERfw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *