¿Se puede morir de felicidad?, señorita Bennet.

orgullo_y_prejuicio1“Es una verdad universalmente aceptada que todo soltero en posesión de una gran fortuna necesita una esposa”, frase célebre de la pintoresca señora Bennet, que no sólo nos revela un poco de su personalidad, sino también de la trama de un gran clásico inglés y la obra más famosa de la ingeniosa Jane Austen: Orgullo y Prejuicio.

Publicada por primera vez el 28 de enero de 1813, Pride and Prejudice (por su título original en inglés) nos ubica en la época victoriana en Inglaterra, y nos narra la historia de la tenaz Elizabeth Bennet y el orgulloso Fitzwilliam Darcy, quienes se desarrollan como los personajes principales a lo largo de las páginas del libro.

Pues, cada uno a su manera y, no obstante, de forma muy parecida, deben madurar para superar algunas crisis, aprender de sus errores y dejar de lado el orgullo de Darcy y los prejuicios de Lizzie hacia él, para así poder encarar el futuro juntos.

Al ser una de las primeras comedias románticas en la historia de la novela, Orgullo y Prejuicio no sólo nos cuenta una historia de amor, sino varias de ellas y los contratiempos, muchas veces chuscos, que las relaciones tuvieron que pasar para poder encontrar el “felices por siempre” dentro de una sociedad burguesa y chapada a la antigua, como era de esperarse en Inglaterra. Es decir, en sus letras se proyecta claramente la forma de vida elitista de aquel entonces a través de los ojos de la autora.

Las situaciones que se presentan a través de sus páginas son protagonizadas por la inusual, extrovertida y alocada familia Bennet y las cinco señoritas solteras que pertenecen a ella; la cabeza de la familia es el enigmático Sr. Bennet, quien está casado con la Sra. Bennet y sus nervios, ya que como él dice “han sido mis constantes compañeros durante veinte años”, la hija mayor y la belleza de la familia es Jane Bennet seguida de la ingeniosa, sencilla y carismática Elizabeth.

Mary es la más seria e inconforme de todas, después de ella se encuentran las inhibidas Catherine (mejor conocida como Kitty) y Lydia, ambas cuentan con un carácter sumamente inapropiado para la época y su posición social. Todas ellas debutantes en la sociedad y en la constante búsqueda de un buen partido, unas sólo para mejorar su estatus y otras para enamorase de verdad.

orgullo_y_prejuicio2La historia comienza cuando el distinguido, amable y muy adinerado Charles Bingley llega a la lujosa finca en Netherfield Park y la Sra. Bennet se percata de ello. Como era de esperarse, no desaprovecha la oportunidad para intentar casarlo con una de sus hijas, sin embargo, nadie esperaba la compañía que traería el caballero: el mucho más adinerado Sr. Darcy; ahí es cuando la trama se desata y el amor surge entre aquellos que menos lo buscaban.

El amor, el romance, las reglas sociales de la época, la burguesía, los no tan ricos, las malas y las buenas intenciones, los cotilleos, la mala y buena fortuna, lo gracioso, lo trágico, lo inesperado y lo más deseado se fusionan para brindar al lector una grata experiencia página por página. Sin duda alguna la relación entre la Señorita Elizabeth Bennet y el Sr. Darcy es una de las más chispeantes en la literatura universal, y un romance clásico que hasta el más escéptico debería conocer.

Además de este clásico inglés, Jane Austen escribió otras obras, entre ellas: Sentido y Sensibilidad (1811), Emma (1815) y Persuasión (1818); todas abarcan el tema del amor en la sociedad inglesa victoriana, los percances que este pueda tener y las vivaces personalidades de sus protagonistas. Sin embargo, el más conocido y adaptado en la actualidad (en obras de teatro, series y películas) es la magnífica novela de Orgullo y Prejuicio.

Este libro es para aquellas personas que aman el amor y los grandes retos que este puede superar; es para los que disfrutan de comentarios inteligentes y divertidos, de conquistas a la antigua y esplendorosos bailes en lujosas fincas, son para las personas que poseen el gusto por trasladarse a otra época y conocer distintas costumbres a través de las palabras. Este libro es para quien se deleita con un clásico, y que al igual que Elizabeth Bennet, “con un libro en las manos pierde la noción del tiempo”:

Trailer película:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *