Casa de Muñecas

Obra dramática de Henrik Ibsen, se estrenó el 21 de diciembre de 1879 en el Det Kongelige Teater de Copenhague.

Casa de muñecas

Generó gran controversia, ya que critica fuertemente las normas matrimoniales del siglo XIX, aunque su autor negaba que fuese feminista, pero la crítica opina lo contrario. La obra va más o menos así:
Torvald Helmer y Nora están casados desde hace ocho años y tienen tres hijos, son de la clase media/alta con una posición acomodada y habitan una casa grande. En Navidad Nora se alegra de no tener que ahorrar, pues su marido será promovido a Director del Banco en Año Nuevo, pero Torvald le previene que lo haga, pues su primer pago lo recibirá tres meses después de haber recibido el cargo y en caso de que algo sucediese, no quiere que Nora termine con sus deudas.

En sí, Torvald trata a Nora como una muñeca a quien puede controlar como se le dé la gana pues no la toma enserio, igual que su padre. En las vacaciones navideñas Nora recibe a su amiga Christine Linde de visita, a quien no había visto desde hace diez años, por lo que tienen que ponerse al corriente. Christine le cuenta que hacía ocho años se casó con un hombre de posición alta, pues necesitaba dinero para mantener a su madre y hermanos menores; sin embargo al enviudar ella no heredó nada y desde entonces ha tenido que trabajar para mantener a su familia, le contó que su madre había muerto y que sus hermanos eran ya unos adultos.

 Casa de muñecas 2

Nora considera que todo debe de estar bien para aquellos momentos, pero su amiga le dice que lo único que siente, en lugar de alivio, es un vacío enorme porque ahora necesita un trabajo nuevo. Nora le promete preguntarle a su marido si él pudiera conseguirle un trabajo en el Banco. Christine escucha atentamente mientras Nora le cuenta de sus últimos 10 años junto con su esposo; quien después de la boda se posicionó en un mejor puesto, por lo que tuvo que trabajar más y terminó enfermándose, tanto, que los médicos temían por su vida y le recomendaron un viaje de descanso en el sur. Por lo que después del nacimiento de su primer hijo, se mudaron a Italia.

Hasta el momento Torvald piensa que el padre de Nora pagó por el viaje, pero en realidad solicitó un préstamo al abogado Krogstad, y en vez de pedir a su padre como aval, ella falsificó su firma. El abogado se da cuenta del engaño justo en esa Navidad.

Casa de muñecas 3

Sin embargo Nora no se siente culpable, pues lo hizo en bien de su padre y marido, pero el abogado insiste en que no importan las razones, sólo la falta a la ley. Krogstad intenta extorsionar a Nora pidiéndole que su marido no lo despida, pues es su compañero en el banco, pero Torvald no le hace caso a su esposa y en lugar de emplearlo a él elige a Christine; por lo que Krogstad le cuenta toda la verdad a Torvald en una carta.

Krogstad había cortejado hacía ya muchos años a Christine, ella lo rechazó porque su sueldo no alcanzaba para mantener a su familia, pero ahora todo era diferente y Christine le declara su amor, haciendo al abogado feliz, por lo que haciéndole un favor a Nora le pide la carta a Torvald sin abrir; Christine piensa diferente, ella opina que entre Nora y su esposo deberían de dejar de haber secretos, por lo que después de Navidad, Torvald lee la carta e insulta a Nora a pesar de todo lo que ella hizo por él y de que era según su “alegría y orgullo”.

Nora decide no aguantar más a su esposo y se va de la casa, dejándolo a él y a sus hijos, cambiando totalmente el concepto de una mujer sumisa y de adorno en una casa a la merced de su marido. Por lo que no es inusual que en aquella época causara tanta especulación, pues en el matrimonio no importaba si la mujer tuviese opinión, sólo era un adorno que toda familia debía tener.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *