Obra dramática de Henrik Ibsen, se estrenó el 21 de diciembre de 1879 en el Det Kongelige Teater de Copenhague. Generó gran controversia, ya que critica fuertemente las normas matrimoniales del siglo XIX, aunque su autor negaba